Latencia

La latencia es el tiempo que transcurre entre que se solicita una información y esta comienza a ser transferida.

Habitualmente existe mucha confusión entre latencia, velocidad y ancho de banda. Es cierto que se trata de términos muy relacionados, pero que tienen significados diferentes.

Para entender el concepto de latencia, debemos entender primero cómo funciona la conexión a internet.

¿Cómo funciona la latencia?

Imagina que quieres acceder a una página web. Realizas una consulta en Google y haces clic en un resultado de búsqueda.

En ese momento comienza el proceso de transmisión de información. Una web está alojada en un servidor, por lo que al hacer clic estarás diciéndole a tu ordenador: “Quiero acceder a esta información.” Tu ordenador, gracias a su conexión a internet, seguirá los siguientes pasos:

1. Enviará una solicitud de información al servidor.
2. El servidor enviará una respuesta a la solicitud.
3. Una vez el servidor te confirme que puedes acceder a la información, comenzará la descarga.
4. Cuando la descarga termine podrás visualizar la información.

En el paso 1 y 2 lo que interviene es la latencia. Es decir, el tiempo que transcurre entre que enviamos la solicitud y nos dan acceso, se llama latencia. Mientras que el paso 3 y 4 depende de la velocidad de la conexión. O lo que conocemos comúnmente, velocidad de descarga.

A su vez, la velocidad dependerá del ancho de banda de tu conexión.

Interpretación de la latencia

Ahora que ya sabemos qué es la latencia, conviene saber interpretarla.

Para entender fácilmente la diferencia, supondremos que tu velocidad de descarga es muy rápida y explicaremos dos situaciones:

  • Latencia alta: Si tienes una latencia muy alta, podría ocurrir que el tiempo de espera entre la solicitud de información y la respuesta sea muy largo. Sin embargo, una vez recibas la respuesta, dado que la velocidad de tu internet es muy rápida, pasará muy poco tiempo.
  • Latencia baja: Por el contrario, si tu latencia es muy baja, el tiempo de respuesta del servidor será muy rápido. Además, cómo tienes una conexión veloz, se descargará la información muy rápido también.

En cualquier caso, conviene saber que latencia y velocidad suelen estar relacionadas. Es decir, que es raro encontrar situaciones en las que estas dos variables se comporten de manera muy diferente.

Equipo de redacción