El ransomware es un término que hace referencia al secuestro de datos. Es un tipo de programa que tiene como finalidad restringir el acceso a zonas importantes del archivo o sistema a infectar.

En general, el ransomware es un secuestro de información importante, para después pedir una buena cantidad de dinero a cambio de la liberación pertinente.

Origen del Ransomware

Como tal, se sabe que dicho término se comenzó a utilizar durante los años 80 donde el pago se debía realizar mediante pago postal.

Además, se sabe que su palabra representa muy bien lo que hay que hacer. “Ransom” es una palabra del inglés que significa rescate, por lo que se puede intuir que Ransomware significa rescate de datos o rescate de software.

Tipos de Ransomware

Este tipo de ataque tiene su propia clasificación, todo dependiendo de cómo se realice el secuestro en general

  • Bloqueadores. Su cometido es el de bloquear, ya sea una pantalla hasta un sistema o programa entero. Adicional a eso, suele aparecer un mensaje en el cual se especifican cosas como el monto del rescate y demás.
  • Cifradores. Quizás el más peligroso de todos, esto se entiende porque al tener los datos, hace un cifrado de estos. En este caso, la opción que suele ser más utilizada es la de pagar el rescate de la información, esto porque solo quien hizo el cifrado puede liberarlo.
  • Scareware. Este se trata de un engaño a menor escala, y es que realmente no se hace el secuestro de datos, pero se hace creer al usuario que sí ha ocurrido. Se concentra en ofertas falsas de soporte o de programas de seguridad que no son auténticos.

¿Cómo se propaga el ransomware?

Como la mayoría de los malware, el programa que se encarga de hacer el ransomware se puede manifestar por varias ramas.

Ya sea por el spam malicioso, mensajes de correo que contengan virus o bien, archivos PDF o Word que estén completamente contaminados.

Es importante resaltar que este tipo de ataque hace uso de troyanos para poder infectar el sistema operativo, y por consiguiente, hacer el secuestro.

Víctimas del Ransomware

Primeramente, es de gran importancia añadir que este tipo de ataque suele tener como objetivo común las grandes empresas.

El porqué de esto es bastante simple, pues al tratarse de un secuestro que pide una recompensa, es casi que una necesidad que la víctima tenga los recursos necesarios para pagar el rescate.

No obstante, esto no significa que cualquier usuario en particular esté a salvo, pero sí que hay tener en claro que existen objetivos comunes y específicos.

Protección contra el Ransomware

Finalmente, se sabe que de las primeras cosas a tener en cuenta para tener una base contra el secuestro de datos es un buen antivirus.

Esto último incluye tener todas las actualizaciones, sin embargo, no es lo único que se puede hacer.

Además de lo ya mencionado, se considera que el no abrir links sospechosos de páginas web o correos no deseados ayuda bastante.

En general, el ser precavido con todo lo que uno hace en la red y en la computadora ayuda mucho a no ser víctima del ransomware, pues como ya se dijo antes, suele utilizar un troyano para comenzar la infección.

Anthony Rivas
Últimas entradas de Anthony Rivas (ver todo)