Tipos de memoria RAM

¿Cuáles son los tipos de memoria RAM existen?

Existen tres tipos de memoria RAM: la estática (SRAM), la dinámica (DRAM) y la dinámica síncrona (SDRAM). En este artículo descubrirás cuáles son los tipos, sus características y sus funciones.

La memoria RAM se trata de un componente que dota de mayor velocidad al dispositivo. Su principal función es retener de forma temporal los datos de las aplicaciones en uso y las instrucciones del procesador, con el fin de que sea mucho más fácil acceder a ellos y, por tanto, más rápido. Su información se elimina cuando se apaga el dispositivo,

El dispositivo no accede siempre a la información a través del disco duro, ya que este proceso ralentizaría enormemente el terminal. Sin embargo, la memoria de acceso aleatorio o RAM, permite leer o escribir en cualquier posición sin la necesidad de seguir ningún orden de acceso. Pudiendo, por tanto, alcanzar la información de una forma muy rápida.

Un ejemplo sencillo del papel que juega la memoria RAM en un dispositivo es la libreta que usamos para tomar apuntes en clase. Así, una vez pasamos los apuntes a limpio, nos deshacemos de la libreta (la eliminamos). Siguiendo con ejemplo, cuantas más páginas tenga la libreta más apuntes podremos tomar. El equivalente de la RAM, sería el tamaño de la misma. Así, podemos encontrar memorias RAM de 4GB, de 8GB e incluso de 64GB.

Tipos de memoria RAM

Entre los tipos de memoria RAM más importantes, nos encontramos con los siguientes:

Static RAM (SRAM)

Es uno de los dos tipos básicos de memoria. Comenzó a utilizarse en 1990 y una de sus características es que necesita en todo momento un flujo de energía constante para poder funcionar. Es por ello que recibe el nombre de RAM estática.

Sigue utilizándose en impresoras, routers, cámaras digitales o la memoria caché de determinados procesadores o discos duros.

Entre sus principales cualidades destaca que consume poca energía y son bastante rápidas y fiables. Por el contrario, son caras de producir y tienen poca capacidad de almacenamiento.

Dynamic RAM (DRAM)

Se trata del otro tipo básico de memoria RAM. Su uso se extendió entre los años 1970 y 1990.

Su principal característica respecto a la SRAM es que debe estar constantemente refrescándose para poder mantener la información. Actualmente está en desuso.

Sus principales ventajas eran una mayor capacidad y un precio más bajo que las SRAM, sin embargo, también eran más lentas y consumían más energía.

Synchronous Dynamic RAM (SDRAM)

Se trata de un modelo más desarrollado que la tradicional DRAM. Su principal novedad es que incluye un reloj interno que permite realizar órdenes de lectura sin haber terminado de procesar una de escritura.

De esta forma, se pueden ejecutar varias órdenes de forma simultánea. Se llevan comercializando desde 1993 a través de diferentes modelos que detallamos a continuacióN:

Single Data Rate Synchronous RAM (SDR SDRAM)

Es una variante de la DRAM tradicional. Su novedad es la forma en que procesa la información de lectura y escritura, llevando a cabo una instrucción de lectura y otra de escritura por cada uno de los ciclos del reloj del procesador

De esta forma, se mejora el funcionamiento de su antecesora.

Hasta hace aproximadamente 10 años eran aquellas con las que contaban los ordenadores y sólo permitían un tamaño de 512 MB.

Double Data Rate Synchronous RAM (DDR SDRAM)

Son las memorias que se utilizan en la actualidad. A pesar de que hay varias versiones en función de sus velocidades, todas son del mismo tipo, síncrono.

Su principal característica es que permiten la transferencia de información mediante dos canales distintos de forma simultánea en un mismo ciclo de reloj, por ello reciben el nombre de Double Data (DD).

Entre las características principales de este modelo destaca también que son capaces de transferir 2 bits por cada ciclo de reloj y unas frecuencias de reloj internas de entre 100 y 200 MHz.

DDR2 SDRAM

Este modelo es capaz de transferir el doble de bits por cada ciclo de reloj, de 2 a 4 y una frecuencia de reloj interna de 100 a 300 MHz.

DDR3 SDRAM

En este modelo se aumenta la eficiencia energética del componente, con un voltaje de 1,5 frente al 1,8 de la DDR2 y 2,5 de la DDR. Además de esto, su frecuencia de reloj puede ir desde los 100 hasta los 350 MHz.

DDR4 SDRAM

Por último, este modelo mejora aún más la eficiencia energética, reduciendo a 1,3 voltios su consumo. Además, incrementan la frecuencia de reloj desde los 200 hasta los 533 MHz.

Equipo de redacción