Hacker

¿Qué es un hacker?

Un hacker es un pirata informático que usa sus conocimientos en la materia para acceder a un sistema a través de un método alternativo. El hacker consigue evitar los mecanismos de seguridad para acceder a determinada información privada.

El hacker es aquella persona que posee amplios conocimientos en cuanto a informática y programación se refiere. De esta forma es capaz de encontrar fallos de seguridad en los sistemas para lograr entrar en ellos y obtener información privada que encuentra protegida.

Las prácticas que realiza un hacker, mayoritariamente, están penadas y sancionadas por las leyes de los diferentes países. Se considera delincuencia acceder, manipular y/ó divulgar la información que posee un determinado sistema. Si bien es cierto, las técnicas utilizadas por los hacker también son puestas en práctica con fines legales. En este sentido, los servicios de inteligencia y policía de los diferentes países, actúan de esta manera para poder encontrar actos delictivos y tratar de identificar a delincuentes que los llevan a cabo.

Por otro lado, muchas empresas tecnológicas incorporan hackers en sus plantillas para que busquen las diferentes brechas de seguridad que poseen sus productos. De esta forma, el hacker trata de analizar el grado de vulnerabilidad que posee un determinado sistema. 

¿Cómo ser hacker?

En primer lugar, para ser hacker es necesario tener conocimiento avanzados en informática y programación para poder acceder a los diferentes sistemas informáticos.

Sumado a esto, un hacker debe estar pendiente de forma constante a las modificaciones y actualizaciones de seguridad que se realizan en los sistemas para poder tener identificados los puntos vulnerables.

Tipos del hacker

Originalmente surgen tres tipos de hacker pero con el paso del tiempo han ido apareciendo diferentes variantes, destacamos las siguientes:

  • Sombrero negro: Se encuentran la margen de la ley. Sus acciones están enfocadas robar información y causar daños a un determinado sistema para su posterior comercialización y obtención de beneficios personales. Son de carácter malicioso y en muchas ocasiones venden la solución al problema que han generado, como si de un secuestro se tratase.
  • Sombrero gris: Este tipo de hacker no persigue ningún lucro ni generar ningún daño. Su principal objetivo es la diversión y el “trolleo” a través del acceso y/o modificación de un sistema informático. A pesar de esto, muchas de sus acciones son ilegales y pueden llegar a ser considerados hackers de sombrero negro.
  • Sombrero blanco: Trabajan para detectar brechas de seguridad, identificar vulnerabilidades del sistema o perseguir actos delictivos. Se encuentran dentro de la legalidad ya que cuentan con el permiso del propietario del sistema o con la autorización del Estado.
  • Hacktivista: Son aquellos que utilizan sus conocimientos para atacar el sistema de una organización que este hacker considera perjudicial para el conjunto de la sociedad. Actúan en consonancia con su posición ideológica y se encuentran al margen de la legalidad.
Equipo de redacción