Tipos de LED

Los tipos de led son los diferentes tipos de luz que utilizan este tipo de tecnología.

Al tratarse de un objeto de uso creciente, vamos a ver los diferentes tipos de LED que existen.

Tipos de lámparas LED

Al tratarse de un objeto con un uso extendido en la actualidad, no es de extrañar que se trate existan distintos tipos de este:

Lámparas LED de bombilla

La más común de todas, puesto que se trata de una versión del modelo tradicional pero con la tecnología LED. Aunque se pueden encontrar en cualquier tienda, no todas son iguales, es decir, que no todas las lámparas LED de bombilla son compatibles con todos los ampolletas globales.

Lámparas LED de panel

Se trata de una versión más moderna y minimalista de la lámpara LED tradicional. En este caso, el panel se fija a la pared o al techo y el led está integrado en él. Se trata de un modelo perfecto para espacios pequeños o para iluminar una zona específica.

Lámparas LED de gota

Son una versión más decorativa y destacan por su forma, puesto que tienen la forma de una gota. Si estás buscando un modelo más original, deberías optar por este.

Lámparas LED de plafón

Se trata de un modelo muy utilizado en habitaciones y dormitorios y es ideal para aquellas personas que buscan iluminación ambiental.

Bombillas LED

No debemos confundirlas con las lámparas LED de bombilla, aunque ambas sirven para lo mismo, es decir, para iluminar. Las bombillas LED son las que se encargan de convertir la energía eléctrica en luz, puesto que se encuentran dentro de la lámpara.

Ventajas de usar lámparas LED en casa

Una de las principales ventajas de usar lámparas LED en casa es que suponen un ahorro energético. Esto significa que se puede ahorrar hasta un 85% de energía en comparación con otras lámparas, como las incandescentes, lo que supone un ahorro considerable en el coste de la factura eléctrica.

Otra de las ventajas es su larga durabilidad. Al usar esta tecnología, las lámparas LED pueden durar hasta 50 veces más que otras lámparas tradicionales.

La luz emitida por estas lámparas es más blanca y limpia y no produce calor. Por ello, son ideales para habitaciones pequeñas donde la temperatura suele ser elevada.

Finalmente, cabe destacar que las lámparas LED son más seguras, puesto que no tienen ninguna pieza que se caliente o que suponga un riesgo de incendio.