Tipos de VPN

Una VPN es una red privada virtual que permite a los usuarios conectarse a una red segura a través de Internet. Existen dos tipos principales de VPN: las VPN de sitio a sitio y las VPN de punto a punto. Las VPN de sitio a sitio conectan los ordenadores de una red local a otra red local, mientras que las VPN de punto a punto conectan un ordenador individual a otro ordenador individual.

Las VPN ofrecen una capa adicional de seguridad y privacidad, lo que las convierte en una herramienta útil para aquellos que necesitan proteger sus datos y la información que envían y reciben en línea.

Además, también pueden ser utilizadas para eludir la censura y el bloqueo de contenido en línea, permitiendo el acceso a sitios web y servicios que de otro modo estarían bloqueados.

Tipos de VPN

Como hemos visto existen dos tipos de VPN principales: de sitio a sitio y de punto a punto. Veamos cómo funcionan cada una de ellas

¿Cómo funciona la VPN de sitio a sitio?

La VPN de sitio a sitio establece una conexión segura entre dos o más redes locales, lo que le permite a los usuarios compartir archivos e información de forma segura. Las VPN de sitio a sitio utilizan un protocolo de tunelización, como IPsec, para establecer una conexión segura. Una vez establecida la conexión, los datos son enviados a través del túnel cifrado, lo que impide que sean interceptados por terceros.

Veamos un ejemplo de cómo funciona para entenderlo mejor.

Imagina que tienes una oficina en Londres y otra en Nueva York, y quieres compartir archivos y datos entre ellas de forma segura. Primero, se establece una conexión VPN entre las dos oficinas. A continuación, se crea un túnel cifrado entre ellas. Los datos son enviados a través del túnel, lo que impide que sean interceptados por terceros. De esta forma, las VPN de sitio a sitio garantizan la seguridad y privacidad de los datos almacenados y enviados entre redes locales.

¿Cómo funciona la VPN de punto a punto?

Una VPN de punto a punto (PPVPN) es una red privada virtual que se extiende sobre una red pública o compartida. En teoría, una PPVPN se crea sobre una única red, lo que significa que todos los nodos de la red están conectados a través de un único enrutador. Esto difiere de una VPN de sitio a sitio, en la que los nodos de la red están conectados entre sí a través de múltiples enrutadores.

Veamos un ejemplo de cómo funciona.

Supongamos que tenemos una empresa con sedes en Los Ángeles, Nueva York y San Francisco, y queremos establecer una PPVPN para conectar estas sedes. En este caso, todos los nodos de la red (es decir, los ordenadores de los empleados en cada sede) estarían conectados a un único enrutador que se encuentra en la oficina central de Los Ángeles.

Este enrutador funcionaría como el punto de conexión para todos los nodos de la red, lo que significa que todos los datos que se envían a través de la VPN pasarían por él.

Equipo de redacción