Las baterías de litio en portátiles y su diversificación en el mercado

El uso de los dispositivos móviles es muy común entre todos nosotros. Bien sea el smartphone, el ordenador o una Tablet. Bien por cuestiones laborales o de ocio y entretenimiento. Y la tecnología cada vez ofrece una mayor variedad de posibilidades.

En consecuencia, ¿quién no cuenta con un dispositivo móvil? Poca gente, esa sería la respuesta y entre aquellas que usan estos aparatos, una preocupación significativa se encuentra en el estado de las baterías de estos dispositivos. A un mayor uso, un mayor gasto; y lo mismo sucede cuando estos aparatos cuentan con unos años ya consumidos de su ciclo vital.  

La solución a estos problemas comunes se resuelve llevando consigo una batería portátil que nos ayude en esos momentos de tensión y, obviamente, recargando el dispositivo de manera constante. En todo caso, si queremos resolver ese problema o contar con alguna de las mejores baterías del mercado debemos acudir siempre a una tienda que sea un referente en baterías para portátiles.

El desgaste de una batería se convertirá en historia. Y estamos en un momento idóneo para conseguir hacer realidad esa máxima. Además, en este caso que recomendamos, utilizan una marca propia de baterías, llamada Voltistar, que según comentan los usuarios, dan un rendimiento muy positivo en sus portátiles. Determinados estudios confirman que habrá un gran crecimiento en el mercado de estos productos durante los años que restan de esta década.   

Mitos sobre las baterías 

En este sentido conviene indicar que la mayoría de los dispositivos móviles cuenta con baterías de litio, cuyos precios, distribución, aumento del número de fabricantes e implementación de innovaciones tecnológicas marcarán al sector de una industria al alza. El mercado se diversifica.

A la espera de comprobar si estos estudios se confirman, ¿conocen algunos mitos acerca del uso de las baterías? Su porcentaje de participación en nuestras tareas resulta clave, pero estos productos también son los grandes desconocidos. Por ejemplo, deben saber que hay varios tipos de baterías de litio: de ión de litio y de polímetro de litio. La diferencia está en los componentes que se usan en su fabricación, pero su rendimiento está más que comprobado en ambos tipos. La fiabilidad de las baterías de litio está certificada.  

Otro mito que se destierra es aquel que indica que puede haber problemas si se dejan las baterías enchufadas de manera permanente. No hay ningún peligro e incluso tampoco hay un mayor consumo energético, puesto que los nuevos dispositivos vienen perfectamente acoplados para ser sostenibles.

Lo que no debe hacerse es dejar el portátil descargándose siempre y exprimiendo al máximo esa batería con la que cuenta. Se recomienda no llegar a una descarga completa. Si alcanzamos el 20 por ciento de batería es cuando se convierte en necesario recargar esa batería. Esa cifra indica ese momento clave de comenzar a realizar un ciclo completo de carga.  

En aquellos dispositivos que la batería pueda reemplazarse se recomienda hacerlo cuando ésta haya completado todos los ciclos de carga que soporta. Aquí no hay una cifra cerrada, puesto que este dato depende de cada modelo y fabricante. Lo que no es nada recomendable es asociar el calor a las baterías. No es una buena combinación para mantener optimizadas las baterías de los dispositivos portátiles. Y descartamos que meter las baterías en el congelador sea una correcta ocurrencia. Lo que sí se aconseja es evitar que el polvo y suciedad se acerquen al espacio que ocupa las baterías.