Una central de biomasa es una planta de energía que se alimenta de biomasa para producir electricidad.

Derivado de la definición de central de biomasa, para aprender sobre su funcionamiento debemos conocer el concepto de biomasa.

¿Y qué es la biomasa?

La biomasa es un recurso renovable que puede provenir de residuos orgánicos como la madera, los desechos de agricultura, los residuos de papel y cartón, o los residuos de la industria de la biomasa. Además, cabe destacar que se puede utilizar para generar energía limpia.

Tipos de centrales de biomasa

En lo que sigue vamos a ver los principales tipos de centrales de biomasa, según la biomasa que utilizan y la energía que producen.

Según el tipo de residuo utilizado

Centrales de biomasa a partir de residuos sólidos urbanos

Las centrales de biomasa a partir de residuos sólidos urbanos, también conocidas como centrales de biomasa a partir de residuos orgánicos, utilizan residuos orgánicos urbanos para producir energía.

Es decir, este tipo de centrales de biomasa se caracterizan por utilizar una biomasa muy variable, ya que pueden incluir una gran variedad de residuos urbanos, como los residuos de cocina, residuos de jardín, residuos de papel y cartón, etc.

Para producir energía, estas centrales utilizan la misma tecnología que las centrales de biomasa a partir de residuos forestales. Este tipo de central la veremos a continuación.

Centrales de biomasa a partir de residuos forestales

Las centrales de biomasa a partir de residuos forestales utilizan residuos de madera procedentes de la tala y el aprovechamiento de árboles para producir energía.

Entre estos residuos se pueden se incluyen los procedentes de madera de diferentes especies de árboles, de diferentes tamaños e incluso con diferentes grados de humedad.

Según su funcionamiento

Centrales térmicas de biomasa

Las centrales térmicas de biomasa utilizan biomasa para producir calor y electricidad. En la mayoría de los casos, se trata de grandes centrales que utilizan biomasa para producir electricidad a través de turbinas y calor a través del proceso llamado “combustión”.

En la actualidad, las centrales térmicas de biomasa se encuentran entre las más utilizadas para producir electricidad a partir de energía renovable.

Centrales hidroeléctricas de biomasa

Las centrales hidroeléctricas de biomasa utilizan biomasa para producir electricidad a través de turbinas hidráulicas.

Por lo general, se trata de grandes centrales que utilizan biomasa para producir electricidad a través de turbinas hidráulicas.

Funcionamiento de una central de biomasa

Hasta ahora hemos visto qué es la biomasa y los tipos de centrales según su producción. Y ahora, en este apartado, explicaremos el funcionamiento de una central de biomasa de forma esquemática.

A continuación, te mostramos un esquema con el funcionamiento de una central de biomasa de tipo térmico, que es la más utilizada.

  1. La biomasa entra en la central y se almacena en los silos o en un depósito.
  2. En el caso de que las partículas de biomasa sean grandes, estas se muelen para poder ser quemadas.
  3. La biomasa se quema en una caldera, que producirá vapor a alta presión y temperatura.
  4. El vapor girará una turbina que producirá energía eléctrica y hará trabajar a un generador.
  5. Una vez que el vapor abandona la turbina, será enfriado por medio de un condensador.
  6. El aire caliente que se produce en la caldera será utilizado para alimentar el horno cerrado y mantener así la biomasa en combustión.
  7. Acto seguido, el aire caliente que sale del horno será enfriado por medio de un equipo de intercambio térmico.
  8. El agua que se utiliza para producir el vapor será reciclada, y el aire que se produce en el proceso de enfriamiento será reutilizado.
  9. Por último, la ceniza que se produce en el proceso de combustión de la biomasa será almacenada y después llevada a un vertedero autorizado.

Equipo de redacción