Central geotérmica

Una central geotérmica es una central eléctrica que utiliza el calor del interior de la Tierra para generar electricidad.

Este tipo de centrales se construyen en lugares donde hay una gran cantidad de calor disponible, generalmente cerca de volcanes o fallas geológicas.

¿Cómo funciona una central geotérmica?

El calor se extrae del interior de la Tierra mediante una serie de pozos, y luego se utiliza para calentar el agua, que se convierte en vapor. Ese vapor, a su vez, mueve las turbinas de una central eléctrica, y así se genera electricidad.

Algunas centrales geotérmicas también utilizan el calor para calentar el aire, lo que permite que funcionen como una central eléctrica y como una central de calefacción al mismo tiempo.

Si quieres entender mejor cómo funciona una central geotérmica este vídeo puede ser muy útil.

Ventajas y desventajas de las centrales geotérmicas

Las centrales geotérmicas presentan varias ventajas respecto a otras centrales eléctricas.

  • En primer lugar, las centrales geotérmicas son relativamente eficientes, lo que significa que pueden producir una gran cantidad de electricidad a partir de una pequeña cantidad de calor.
  • Además, las centrales geotérmicas no emiten dióxido de carbono u otros gases nocivos, por lo que son más amigables con el medioambiente.

Por otro lado, las centrales geotérmicas presentan algunas desventajas.

  • El calor disponible en el interior de la Tierra no es infinito. Por lo que las centrales geotérmicas pueden agotar el recurso en algún momento.
  • En segundo lugar, el costo de construcción de una central geotérmica es relativamente alto. Lo que puede hacer que no sea rentable para algunas personas o empresas.
  • Por último, el funcionamiento de las centrales geotérmicas puede ser peligroso. Ya que el calor y el vapor pueden ser muy dañinos para las personas y el medioambiente.

Ejemplos de centrales geotérmicas

Existen varios ejemplos de centrales geotérmicas a nivel nacional e internacional.

En Estados Unidos, el parque geotérmico de The Geysers, en California, es el más grande del mundo. Esta central geotérmica produce electricidad mediante el uso de 22 pozos, y se estima que proporciona electricidad a unas 750.000 viviendas.

Otro ejemplo de central geotérmica es la central geotérmica de Hellisheiði, en Islandia. Esta central geotérmica produce electricidad mediante el uso de 35 pozos, y se estima que proporciona electricidad a unas 320.000 viviendas.

A nivel internacional, un ejemplo de central geotérmica es la central geotérmica de Cerro Prieto, en México. Esta central geotérmica produce electricidad mediante el uso de 12 pozos, y se estima que proporciona electricidad a unas 1,3 millones de viviendas.

Para terminar, otro ejemplo de central geotérmica es la central geotérmica de Wairakei, en Nueva Zelanda. Esta central geotérmica produce electricidad mediante el uso de 12 pozos, y se estima que proporciona electricidad a unas 300.000 viviendas.