Una central solar es una instalación de energía solar que utiliza un conjunto de paneles para convertir la luz del sol en electricidad.

Dependiendo de su funcionamiento, los paneles pueden ser fototérmicos o fotovoltaicos. Además, las centrales solares pueden ser de tamaño y diseño variados, y su capacidad puede variar desde unos pocos kilovatios hasta varios megavatios.

También cabe destacar que algunas centrales solares están diseñadas para proporcionar electricidad a un hogar o a un edificio, mientras que otras están diseñadas para alimentar a una red eléctrica más grande.

Tipos de centrales solares

Hay dos principales tipos de centrales solares: las centrales solares fotovoltaicas y las centrales solares térmicas.

Central solar fotovoltaica

Las centrales solares fotovoltaicas son aquellas en las que los paneles fotovoltaicos convierten la luz del sol en electricidad. Esta electricidad se puede utilizar de inmediato o almacenar en baterías para su uso posterior.

En este vídeo puedes ver cómo funciona una central solar fotovoltaica.

Centrales solares térmicas

Por su parte, las centrales solares térmicas son aquellas en las que los paneles térmicos convierten la luz del sol en calor. Y ese calor, a su vez, se utiliza para calentar el agua o el aire.

En este vídeo puedes ver cómo funciona una central solar térmica.

Algunas centrales solares utilizan una combinación de paneles fotovoltaicos y térmicos para maximizar su eficiencia.

Ejemplos de centrales solares

Existen varios ejemplos de centrales solares a nivel nacional e internacional.

En Estados Unidos, el parque solar de Nellis, en Nevada, es una de las centrales solares más grandes del país. Se trata de una central solar fotovoltaica de 140 megavatios, que provee de electricidad a unas 25.000 viviendas.

Otro ejemplo es la central solar térmica de Ivanpah, en California. Esta central solar de 392 megavatios es la más grande del mundo, y se estima que proporciona electricidad a unas 140.000 viviendas.

A nivel internacional, un ejemplo de central solar fotovoltaica es la central solar de Longyangxia, en China. Esta central solar de 850 megavatios es la más grande del mundo, y se estima que proporciona electricidad a unas 200.000 viviendas.

Para terminar, otro ejemplo de central solar térmica es la central solar de Ouarzazate, en Marruecos. Esta central solar de 560 megavatios es la más grande de África, y se estima que proporciona electricidad a unas 1,1 millones de viviendas.

Equipo de redacción