La energía eólica es una forma de energía muy limpia y renovable. La energía eólica se produce cuando el viento mueve las aspas de un molino de viento, lo que hace que el eje del molino gire. Esto puede usarse para moler grano o para generar electricidad.

Para entender cómo se genera la energía eólica, primero debemos aprender cómo se genera el viento.

El viento es una forma de energía cinética que se genera cuando hay diferencias en la presión atmosférica. Estas diferencias se producen debido a la rotación de la Tierra y a la forma en que el Sol calienta la atmósfera. Ya que no en todos los lugares existe la misma cantidad de radiación solar.

Por su parte, el aire tiene masa y, por lo tanto, peso. El aire caliente es menos denso que el aire frío y, por lo tanto, tiene menos peso. Esto significa que el aire caliente se levanta mientras que el aire frío cae.

Y en este momento, cuando el aire caliente se levanta, tiene que moverse hacia los lados para llenar el espacio que deja el aire frío. Lo que provoca que el aire se mueva en una espiral.

¿Cómo aprovechamos la energía eólica? Su funcionamiento

La energía del viento puede ser utilizada de muchas maneras. La más común es mediante el uso de molinos de viento. El funcionamiento de un molino de viento es bastante simple. Las aspas de un molino de viento están conectadas a un eje central. Cuando el viento gira las aspas, el eje también gira.

El eje puede estar conectado a una piedra de molino que se utiliza para moler grano. Pero la forma más común en la actualidad es que esté conectado a un generador eléctrico que se utiliza para producir electricidad.

De modo que cuando el viento gira las aspas de un molino de viento conectado a un generador eléctrico, también gira el eje del generador. El generador está compuesto por una serie de imanes, los cuales están rodeados por una bobina de cobre.

Cuando el eje gira, los imanes también giran. Esto hace que los electrones se muevan a través de la bobina de cobre, lo que acaba produciendo electricidad.

Tipos de energía eólica

Existen, principlamente, dos tipos de energía eólica. Los tipos se pueden clasificar dependiendo del lugar donde se sitúen.

Por un lado, existe la energía eólica terrestre. Esta se produce en áreas de terreno de gran extensión, donde se instalan los aerogeneradores.

Y, por otro lado, tenemos la energía eólica marina. La cual, a partir de los vientos en zonas costeras, genera energía eléctrica. Se distribuyen en grandes parques eólicos marinos, a lo largo de los litorales.

Ventajas y desventajas de la energía eólica

A continuación citamos las principales ventajas y desventajas de la energía eólica.

Comencemos por las ventajas:

  • Es una fuente de energía renovables.
  • No produce residuos ni emisiones contaminantes.
  • Su instalación y mantenimiento es relativamente sencillo.
  • No requiere de grandes espacios para su instalación.

Claro que también existen desventajas que debemos tener en cuenta:

  • Requiere de grandes espacios para su instalación.
  • No es constante, ya que depende del viento.
  • Puede ser peligrosa para las aves y otros animales.