Tipos de energía

Los tipos de energía se pueden clasificar de diferentes formas. Según su origen, su forma, su uso y su fuente.

Antes de continuar, cabe destacar que los tipos de energía son importantes porque nos ayudan a comprender cómo funcionan los sistemas y cómo se relacionan entre sí. Además, también nos ayudan a predecir el comportamiento de los sistemas y a optimizar su funcionamiento.

¿Cuáles son los tipos de energía?

A continuación describimos cuáles son los principales tipos de energía según diferentes factores.

Según su origen

Una forma de clasificarla es según su origen:

  • Energía solar. Es la energía que proviene del Sol.
  • Energía eólica. Es la energía que proviene del viento.
  • Energía hidráulica. Es la energía que proviene del agua.
  • Energía térmica. Es la energía que proviene del calor.
  • Energía química. Es la energía que proviene de la química.
  • Energía nuclear. Es la energía que proviene de la fisión o fusión de núcleos atómicos.

Según su forma

Otra forma de clasificar la energía es según su forma:

  • Energía cinética. Es la energía que está en movimiento.
  • Energía potencial. Es la energía que está almacenada y puede ser utilizada.
  • Energía eléctrica. Es la energía que se produce cuando hay un flujo de electrones.
  • Energía magnética. Es la energía que se produce cuando hay un campo magnético.
  • Energía radiante. Es la energía que se produce en forma de ondas, como la luz.

Según su uso

Según su uso, la energía puede ser clasificada tal que así:

  • Energía primaria. Es la energía que se encuentra en estado natural y que se utiliza directamente, como el petróleo o el gas natural.
  • Energía secundaria. Es la energía que se produce a partir de la energía primaria, como la electricidad.
  • Energía terciaria. Es la energía que se produce a partir de la energía secundaria, como el calor.

Según su fuente

La energía también puede ser clasificada según su fuente:

  • Energía renovable. Es la energía que se puede regenerar, como la energía solar o eólica.
  • Energía no renovable. Es la energía que no se puede regenerar, como el petróleo o el gas natural.