Un servidor dedicado es un servidor que está dedicado a un solo usuario. Este usuario tiene el control total sobre el servidor y puede personalizarlo según sus necesidades.

Es decir, al contrario que con un servidor compartido, todos los recursos son para un único usuario. No tiene que compartir con nadie ni recursos, ni CPU, ni Hardware, ni espacio.

Características de un servidor dedicado

Las característica fundamental de un servidor dedicado ya la hemos visto: ofrecer todos los recursos para un único usuario. Sin embargo, hay otras características que también son importantes:

  • Este tipo de servidores se alquila o se compra, pero no se vende.
  • La administración y el mantenimiento del servidor corren a cargo del propietario.
  • El servidor dedicado puede estar ubicado físicamente en la misma instalación que el resto de los servidores de la empresa o en una instalación especializada en albergar servidores.
  • Un servidor dedicado suele ofrecer un rendimiento superior al de un servidor compartido, ya que los recursos no están repartidos entre varios usuarios.

Ventajas y desventajas de un servidor dedicado

A continuación se enumeran las principales ventajas de usar un servidor dedicado:

  • Un servidor dedicado ofrece un mayor rendimiento que un servidor compartido, ya que todos los recursos están disponibles para el único usuario.
  • Al estar totalmente a disposición del usuario, este puede personalizar el servidor según sus necesidades y, por tanto, obtener un rendimiento óptimo.
  • El usuario tiene el control total sobre el servidor y puede administrarlo según su conveniencia.

No obstante, un servidor dedicado conlleva algunas desventajas, entre las que se encuentran las siguientes:

  • El coste de un servidor dedicado suele ser superior al de un servidor compartido.
  • La administración y el mantenimiento del servidor son responsabilidad del usuario, lo que implica un mayor esfuerzo y coste.
Equipo de redacción