Navegador

Un navegador web es una herramienta o programa que te brinda el acceso a la web, interpretando la información contenida en ella. Esta información puede ser desde documentos de texto, hasta multimedia.

La interpretación de los datos lo hace mediante un protocolo de transferencia llamado “Protocolo de Transferencia de Hipertexto”, mejor conocido como HTTP (sus siglas en inglés), el cual se basa en una serie de reglas que se validan al transferir la información.

Cada navegador tiene elementos diferentes, pero con una finalidad en común, que es hacer que llegue la misma información para todos los usuarios. Para ello, se creó un lenguaje de hipertexto llamado HTML que es compatible con cualquier navegador.

Se trata, sin duda, de un elemento fundamental en el ecosistema de Internet.

Historia del navegador

El origen del navegador se dio en los años 90 cuando el científico de la computación, Tim Berners-Lee, desarrolló un navegador web bajo el nombre “WorldWideWeb” que solo estaba disponible para las estaciones NeXT.

El nombre del primer navegador fue el inicio del sistema de distribución de páginas webs más popular, mejor conocido por su abreviatura “www”.

A partir de allí surgieron otros navegadores como “Mosaic”, el cual solo funcionaba para entornos Unix sobre XFree86 y “Netscape Navigator” que funcionaba en la mayoría de los sistemas Unix y entornos Windows hasta que llegó Internet Explorer, marcando el inicio oficial de los navegadores web.

Tipos de navegadores

Hoy en día existen gran cantidad de navegadores. No obstante, mencionaremos los más destacados:

  • Google Chrome. Es el navegador más usado, caracterizado por su gran velocidad. Fue fundado por la compañía Google.
  • Mozilla Firefox. Es un navegador de código abierto con opciones de personalización. Además, es muy ligero y seguro.
  • Opera. Utiliza el mismo motor de Google Chrome, lo que hace posible la utilización de las mismas extensiones. Su uso se ha extendido principalmente en smartphones.
  • Safari. Está predeterminado para Apple con grandes opciones como su “modo lector”.
  • Microsoft Edge. Fue el reemplazo de Internet Explorer y al igual que Safari tiene “modo lector” y garantiza mayor seguridad y rendimiento.

Funciones de un navegador

La transmisión de información entre el navegador y el usuario se hace por medio de protocolo HTTP. No obstante, la mayoría de navegadores usan otros protocolos como el FTP (File Transfer Protocol), Gopher y HTTPS. Este último es la versión segura del protocolo HTTP, ya que está basada en una capa de conexión segura la cual cifra el contenido.

Asimismo, un navegador web se encarga de descargar los documentos HTML e interpretarlos para mostrárselos al usuario de una manera comprensible. Por lo tanto, se puede decir que es una especie de traductor.

Además, no solo tiene la finalidad de traducir, sino también te permite crear marcadores de las páginas más visitadas, extensiones, acceso al código fuente de las páginas web que visitas y mucho más.

Por último, es importante mencionar que para poder circular de manera segura se crearon ciertos estándares en la web, los cuales son un grupo de normas dictadas por la W3C o World Wide Web Consortium.

Scarlet Pedroza