El ascensor es un invento que tiene registros desde la época a.C. Sin embargo, el primer ascensor comercial oficial fue el elaborado por Elishá Graves Otis en el año 1857.

Otis fundó la empresa «Otis Company» que aún sigue en marcha y se dedica en la fabricación de ascensores y escaleras eléctricas.

Primera presentación al público

La primera presentación y comercialización del ascensor fue realizada en la ciudad de Nueva York el 23 de marzo de 1857. Como ya mencionamos, este fue diseñado por el inventor estadounidense Elishá Graves Otis.

Su instalación se dio en un edificio ubicado en Broadway de cinco pisos y se trató del primer ascensor que se destinaba a bajar y subir personas. Además, era accionado por una máquina de vapor. Por lo tanto, era más rápido que los antiguos ascensores manuales.

Una de las características de este ascensor es que podía subir al menos seis personas a la vez. Sin duda, un logro para la época, siendo la razón por la que se tomara en cuenta como el primero en el mundo.

Origen de los ascensores

Te sorprendería saber que existen registros de ascensores desde hace muchos siglos atrás. Pese a parecer un invento nuevo, la realidad es que civilizaciones pasadas lo llegaron a implementar y una de las evidencias más antiguas se encuentra en los obras del romano Vitruvio.

De igual forma, existen fuentes literarias de aquella época en donde se hace mención a cabinas sostenidas por medio de cuerda de cáñamo que son accionadas manualmente.

Estos ascensores antiguos fueron creados con la finalidad de subir carga pesada y no tenía el principal objetivo actual que es el de subir personas.

Para aquella época, al no existir la máquina de vapor, los ascensores funcionaban por medio de un sistema de tracción que poseía el mismo mecanismo que el de una grúa. Además, el uso de la polea era imprescindible.

Evolución de los ascensores

Como puedes ver, antes de la creación de Otis existieron herramientas con la misma función. Sin embargo, si hay que nombrar un creador oficial se le debe atribuir a las civilizaciones antiguas.

A continuación, una lista sobre los ascensores que más resaltaron en su época y su evolución:

  • Silla de ascenso de Erhard Weigel. Profesor de matemática nacido en Alemania. En el año 1687 llegó a crear una especie de «silla de ascenso» la cual se trataba de un sillón en el que se debía montar una persona y para que subiera se colocaba un contrapeso mientras se tiraba de una palanca.
  • Ascensor del Palacio de Versalles. Se dice que en el siglo XVIII se construyó un ascensor para uso privado del monarca Luis XV. El sistema, al igual que el anterior, funcionaba por medio de contrapeso.
  • Primer ascensor de agua eléctrico. Ambos fueron construidos por la Otis Company mucho después del primer ascensor de Otis. El primero se accionaba por medio de un ariete hidráulico y el segundo por un engranaje que hasta hoy en día se sigue usando.
Scarlet Pedroza