¿Quién inventó el telégrafo?

El primer telégrafo eléctrico conocido en la historia fue creado por David Alter en el año 1843. Sin embargo, su creación no tuvo una funcionalidad tan completa como la de Samuel Morse, quien un año después ideó un código que aún se usa en la actualidad.

David Alter fue un reconocido científico e inventor y gracias a su creación, fue incluido en la Enciclopedia histórica de Indiana y los Condados de Armstrong.

Exactamente al siguiente año, el inventor, fotógrafo y pintor Samuel Morse envío el primer telegrama por medio de un código que él mismo ideó.

Cabe destacar que Morse ya había creado el telégrafo en el año 1837, pero todavía no lo había implementado

Código Morse

Este código consiste en un sistema que representa tanto letras como números y signos de puntuación por medio de las señales intermitentes. Se trata de una combinación de rayas y puntos que se les conoce como señales telegráficas. Estas se diferencian por el tiempo de duración de la señal activa.

Cada letra y número representa esta combinación de rayas y letras.

Su primera versión se dio en el año 1837, justo en el mismo que creó el telégrafo. Esta versión sólo incluía números que representaban letras y, por lo tanto, se convertían en mensajes. Para realizar la conversión se usó un libro de claves.

Tiempo después, para el año 1841 el inventor Alfred Lewis Vail (quien trabajó junto a Morse) expandió el código incluyendo letras y algunos signos de puntuación. De esta manera se creó el código actual, el cual fue patentado por Morse junto con su telégrafo eléctrico.

El telégrafo de Samuel Morse

La primera comunicación que se dio por medio de un telégrafo eléctrico se realizó exactamente el 24 de mayo de 1844. Este se trató del telégrarfo de Samuel Morse.

Dicha comunicación se transmitió desde Washington (lugar donde se encontraba Morse) a Baltimore (donde se encontraba Alfred Vail). La línea telegráfica tenía una distancia de 60 kilómetros y luego de varios meses, el proyecto se aprobó.

El primer mensaje fue enviado desde la cámara de la corte suprema, justo en el sótano del Capitolio y el mismo contenía la siguiente cita bíblica: «Lo que Dios ha creado».

El mensaje llegó rápidamente a Baltimore, Maryland usando el popular código para transmitirlo.

A pesar de ser un invento muy importante para la época, no fue sino hasta el año 1854 que fue reconocido por la Corte Suprema de los Estados Unidos, ya que al mismo tiempo otros científicos habían creado tecnologías similares.

Scarlet Pedroza