Fue creado desde el siglo XIX por Antonio Meucci, un ingeniero e inventor de origen italiano que se afinc´ó en Estados Unidos.

El teléfono es uno de los inventos más influyentes en la historia de la humanidad y el cual ha evolucionado velozmente. Son muchas las opciones que podemos encontrar hoy en día en el mercado y se ha convertido en una pieza indispensable para nuestro día a día

A pesar de que Antonio sea el primer creador oficial, Alexander Graham Bell lo patentó primero. Sin embargo, Bell no fue el único que tuvo la idea, ya que al mismo tiempo un inventor llamado Elisha Gray también presentó una solicitud.

¿Elisha Gray o Alexander Graham?

La realidad es que la invención del teléfono fue atribuida en la historia por mucho tiempo a Alexander Graham Bell.

Lo curioso de este caso es que tanto Bell como Gray presentaron la solicitud de la patente el mismo día, sólo por diferencia de algunas horas. De acuerdo a los registros, Bell la había presentado primero, pero Gray decidió desafiarla.

No obstante, dos años después, la patente le fue otorgada a Alexander Graham Bell y así fue reconocido por mucho tiempo como el inventor oficial del teléfono. Aunque se sabe que en el mismo año, pero en sitios diferentes dos personas crearon un dispositivo de características similares.

Luego de la disputa ocurrida entre Bell y Gray se evidenció que el verdadero inventor había sido Antonio Meucci, quien creó el «teletrófono». Este consistía en un dispositivo de hierro magnetizado el cual servía para conducir el sonido.

Antonio Meucci, el verdadero inventor

En primera instancia Meucci creó el primer teléfono para comunicarse con su esposa. Sin embargo, decidió publicarlo en el año 1860 por medio de una demostración pública. Se trató de una cantante que pudo transmitir su voz a una gran distancia.

Inmediatamente la prensa italiana de New York publicó dicho invento, pero debido a temas económicos no pudo adquirir una patente, consiguiendo únicamente un cáveat. Este, no es más que un aviso para la presentación preliminar de la patente.

Tiempo después cuando descubrió que otra persona había obtenido una patente por la creación de un dispositivo con la misma función, decidió ir con la justicia y así fue como Meucci presentó cargos contra Bell.

Sin embargo la empresa Bell Telephone Company, fundada por el Sr. Bell tenía un gran éxito en dicha época, lo que le hizo tener una gran ventaja con respecto a Meucci, quien terminó demandando de igual forma a su abogado.

A pesar de todos sus intentos por obtener la patente, no obtuvo ningún éxito y no fue sino hasta el año 2002 que se le reconoció como el primer inventor del teléfono. Esto se hizo en el Boletín Oficial de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos en la Resolución n.º 269.

Scarlet Pedroza