Computación en la nube

La computación en la nube o cloud computing es el uso de la tecnología de computación en Internet para almacenar, acceder y usar información, aplicaciones y servicios.

Es decir, la computación en la nube permite que podamos utilizar una computadora sin necesidad de tenerla físicamente.

Historia de la computación en la nube

La computación en la nube tiene una historia relativamente corta, ya que la tecnología se desarrolló en la década de 1990. Sin embargo, su impacto ha sido significativo.

La computación en la nube permite a las personas almacenar, acceder y usar información, aplicaciones y servicios a través de Internet. Esto significa que las personas pueden acceder a la información desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Además, la computación en la nube también permite a las empresas mejorar su rendimiento al almacenar información en la nube.

Características de la computación en la nube

Las características de la computación en la nube son:

  • Almacenamiento. Ya que permite a las personas almacenar información en la Internet.
  • Acceso. Gracias al cloud computing, las personas pueden acceder a la información desde cualquier lugar y en cualquier momento.
  • Uso. Por no hablar de que los usuarios pueden hacer uso de la información de forma sencilla.

¿De qué forma se puede ofrecer el cloud computing?

Existen diferentes métodos de entrega de la computación en la nube, cada uno con sus propias características. Los más comunes son:

  • Infraestructura como servicio (IaaS). El proveedor ofrece al cliente una infraestructura compuesta por servidores, redes y almacenamiento en un data center, que el cliente puede utilizar para ejecutar aplicaciones o almacenar datos.
  • Plataforma como servicio (PaaS). El proveedor le facilita una plataforma sobre la que éste puede desarrollar y ejecutar aplicaciones.
  • Software como servicio (SaaS). El proveedor ofrece software a través de Internet, sin que el cliente tenga que instalarlo en sus equipos.

Ejemplos de uso

Algunos ejemplos destacados de uso son los siguientes:

  • Las empresas pueden almacenar información en la nube, acceder a ella desde cualquier lugar y usarla para mejorar su rendimiento.
  • Los estudiantes pueden utilizar la computación en la nube para acceder a sus archivos y aplicaciones desde cualquier lugar.
  • Gracias a la computación en la nube, los sistemas de salud han podido desarrollar sistemas potentes que facilitan a los pacientes el acceso a su historial médico desde cualquier lugar.
Equipo de redacción