Vehículo autónomo

Un vehículo autónomo es aquél que cuenta con los medios informáticos necesarios para poder imitar todas las capacidades humanas a nivel de conducción y control.

Se puede decir que un vehículo o coche autónomo es ese que puede manejarse por sí mismo y sin ningún tipo de conductor humano.

Niveles de automatización de los vehículos autónomos

Primeramente, hay que mencionar que existen una serie de niveles que son los que se toman en cuenta al momento de evaluar las capacidades del vehículo.

Cada escalón representa los límites y agregados que posee el vehículo autónomo, siendo una herramienta bastante útil que fue creada por la sociedad de ingenieros de automoción.

Sin automatización (nivel 0)

Conocido también como el nivel 0, en este escalón no existe ningún tipo de automatización o algo parecido.

  • Al no existir ningún tipo de automatización, el conductor debe realizar todas las acciones.
  • Adicionalmente, pueden ser incluidos sensores que ayuden al conductor a orientarse.

Asistencia en la conducción (nivel 1)

Un nivel más arriba que el anterior. En este se incluyen sistemas que si bien es cierto no tienen un control absoluto del vehículo, sí que proporcionan una ayuda importante al momento de conducir.

  • El conductor debe seguir controlando las acciones, lo que implica que sus manos deben estar en el volante.
  • Puede contener un tipo de piloto automático a menor escala.
  • Control de dirección o de velocidad.
  • Además, también puede tener la llamada asistencia de estacionamiento.

Autonomía parcial (nivel 2)

Ya a partir de aquí se consideran a los vehículos parciales. Y a pesar de que se trate de una automatización parcial, el simple hecho de que pueda tomar control de funciones importantes sin un conductor lo hace destacar.

  • En este nivel, el conductor tiene la opción de dejar que el vehículo controle el volante y el acelerador.
  • Normalmente, este tipo de vehículo se mantiene en un solo carril, además de tener una distancia prudencial de otros coches.
  • A manera de regla, en este nivel al menos dos características tienen que estar automatizadas.
  • A pesar de que existe la automatización a nivel bajo, el conductor debe estar alerta ante cualquier eventualidad.

Vehículo autónomo condicional (nivel 3)

A diferencia del nivel anterior, en este ya se comienza a utilizar el término “vehículo autónomo” de manera efectiva.

  • Dichos coches hacen uso de distintos sensores (cámaras, radar, entre otros) para hacer un registro de lo que le rodea.
  • En caso de que el vehículo esté en una carretera pública, se requiere de un conductor que esté alerta.
  • Si, por el contrario, no se trata de un espacio público o dominado por otros vehículos con conductor, no hace falta mano humana.
  • De igual forma, también se toma en consideración que se puede soltar el volante, aunque solo cuando la velocidad es inferior a 60 Km/h.

Vehículo autónomo de alto nivel (nivel 4)

A partir de este punto, dichos vehículos no necesitan de un conductor. Se utilizan algoritmos basados en inteligencia artificial (IA) para poder lograr conocer la situación de los alrededores, además de poder reaccionar a tiempo.

  • En este nivel, el coche es el que controla todas las funciones de conducción.
  • También, es importante añadir que la inteligencia artificial hace posible que su respuesta varíe dependiendo de las condiciones externas.
  • Siguiendo la línea anterior, si no existen las condiciones necesarias y seguros, el vehículo simplemente se va a detener.
  • En ocasiones, se requiere de supervisión humana a distancia.

Vehículo autónomo completo (nivel 5)

Ya a partir de aquí, no hace falta ningún tipo de interacción humana directa. Además, estos vehículos no cuentan con pedales o volante.

  • En general, las instrucciones se dan por comando de voz o aplicaciones.
  • La mayoría de los coches en esta categoría son eléctricos.
  • Tienen un reconocimiento de 360°.
Anthony Rivas
Últimas entradas de Anthony Rivas (ver todo)