Pese a lo que pueda parecer, la creación del abanico no se dio sino hasta el siglo XV entre los años 1400 y 1425 en el Oriente.

La razón por la que puede tomarse como un invento muy antiguo es por su principal función que es: abanicarse. No obstante, el abanico tal y como lo conocemos (con cierre y varillas) es un invento relativamente nuevo.

En este artículo vamos a profundizar un poco sobre su origen y toda la evolución que se dio desde su creación oficial.

Inicios del abanico

Es bien sabido que en civilizaciones antiguas se usaban materiales con la finalidad de abanicar el ambiente. Entre estos materiales podíamos encontrar desde hojas hasta plumas.

Así permaneció por mucho tiempo hasta que alrededor del siglo XV se crearon los primeros abanicos en Oriente.

Es importante destacar que no se tiene un origen exacto, ya que, aunque algunos historiadores aseguran que su creación se dio en Japón, otros comentan que se dio en China. Sin embargo, todos coinciden que fue por aquellas tierras donde nació el instrumento.

Hay leyendas que dicen que su creación fue inspirada por un artesano que vio cómo las alas de un murciélago se plegaban al dejar de volar, lo que lo instó a crear la técnica a de los abanicos plegables. De hecho, los primeros fueron completamente rígidos conocidos como «pai-pai».

Luego de su creación, los abanicos ganaron una fuerte popularidad, llegando a Europa para el año 1500. Se comenta que llegaron por primera vez a Portugal por medio de unos viajeros. De igual forma, existen muchos que indican que llegaron por medio de los Jesuítas.

Independientemente del origen oficial, fueron los habitantes del oriente quienes dieron inicio a un artefacto que se convertiría en un gran símbolo femenino tiempo después.

El abanico y su simbología

El abanico, el cual comenzó siendo una herramienta para la autoventilación, terminó convirtiéndose en toda una simbología.

Entre los símbolos más populares podemos encontrar los siguientes:

  • Atributo de rango en asia y áfrica. Representa el elemento aire y todo lo relacionado con este.
  • Asociación con la liberación de la forma en el taoísmo.
  • Símbolo de la imaginación y el cambio en las fases de la luna. Este es muy usado en occidente.

Estas son al menos algunas de las tantas simbologías que se han creado a lo largo de la historia del abanico. Y es que cuando hablamos de su evolución, debemos hacer hincapié en lo que representa, ya que a lo largo de los años no ha cambiado mucho de forma, pero sí de significado.

Evolución del abanico

Uno de los grandes saltos evolutivos fue que, de ser creado para ambos sexos, terminó siendo exclusivo para el género femenino. De hecho, el abanico es tomado como un gran instrumento de seducción, aportando la elegancia y sencillez de la feminidad.

Además, se ha creado hasta su propio lenguaje. Entre algunos ejemplos podemos encontrar:

  • Moverlo con la mano izquierda. Nos están observando.
  • Sostenerlo con la mano derecha por delante del rostro. Sígame.
  • Dejarlo deslizar sobre los ojos. Vete por favor.

Este y muchos más son los mensajes ocultos detrás de la forma en la que se puede emplear este ingenioso invento.

Por último, pero no menos importante, el abanico ha obtenido tanto prestigio alrededor de los años que incluso se convirtió en el instrumento oficial de baile «Flamenco» muy popular de España.

Como puedes ver, una creación que a simple vista es sencilla, pero que ha dejado una gran huella en la historia.

Scarlet Pedroza