A pesar de que todavía existe una disputa sobre quién fue el verdadero inventor. Lo cierto es que Thomas Edison fue el creador de la primera bombilla completamente funcional el 21 de octubre 1879.

En dicha fecha Edison muestra por primera vez una lámpara eléctrica con una bombilla que permaneció encendida por al menos 48 horas.

A su vez, para noche vieja del mismo año, el inventor presentó en su laboratorio de New Jersey un circuito que se conformaba por 40 bombillas incandescentes, las cuales él apagaba y encendía. En la demostración estuvieron al menos 3.000 personas y para el año siguiente, el 27 de enero, obtiene la patente número 285.898 por su creación.

Polémica sobre la patente de Edison

Luego de que se reconociera a Edison como el inventor oficial, surgieron otros inventores los cuales demostraron que de igual forma habían creado otros tipos de bombillas. Entre ellos tenemos figuras como Joseph Swan, Humphry Davy y Henry Woodward.

Comenzando con Davy, fue un químico inglés que en el año 1809 logró conectar un filamento de carbono a los dos polos de una pila, llegando a producir la luz. Por otro lado tenemos a Henry Woodward, un canadiense que para el año 1874 logró patentar la creación de una bombilla, la cual poseía un tubo de vidrio con una gran pieza de carbono conectado a dos cables.

Unos años antes, el físico y químico británico Joseph Swan utilizó filamentos de wolframio y papel carbonizado en el interior de un bulbo de cristal. Gracias a ese invento consiguió la patente de la bombilla para Gran Bretaña.

Woodward al igual que Swan obtuvo una patente que tiempo después fue vendida a Thomas Edison, quien perfeccionó el invento.

No obstante, a pesar de que Edison sea el creador oficial, muchas personas no están de acuerdo e incluso algunos le atribuyen la invención a uno de los trabajadores de Edison, el ingeniero Nikola Tesla.

La bombilla de Edison

A pesar de que anteriormente habían creado bombillas, ninguna era capaz de durar encendida por un largo período. Fue allí cuando Edison decidió probar con un filamento bambú carbonizado y al tener éxito, buscó más cantidades de bambú e instaló un taller donde se encargó de crear las bombillas.

El funcionamiento de la bombilla consiste en calentar un metal por medio de la corriente eléctrica, la cual debe pasar por el filamento de bambú y esto da como resultado la emisión de una luz.

La comercialización de estas bombillas se dio en todo el mundo y a pesar de que hoy en día existan otras con diferentes procesos, en algunos lugares todavía se sigue usando la tradicional bombilla incandescente de Edison.

Scarlet Pedroza