¿Quién inventó el submarino?

El registro más antiguo que se tiene de un submarino es de uno construido en el año 1620 por el ingeniero Cornelius Drebbel, quien creó un bote propulsado por un sistema de remos.

Fue un ingeniero Neerlandés el cual realizó varios inventos entre los que destacan: el microscopio con lentes convexas, la incubadora de pollos y, por supuesto, el submarino.

Cornelius Drebbel, el origen

Este último, como mencionamos anteriormente, fue creado en el año 1620 cuando se inspiró en los diseños de William Bourne de 1578. Gracias a ello, logró construir un submarino dirigible de madera, la cual se cubrió de cuero.

La prueba inicial le tomó al menos dos años. Para 1624 Drebbel logró construir al menos dos modelos más, siendo el último el que tomaría como ensayo.

Este submarino poseía 6 remos y era capaz de transportar 16 pasajeros. Una vez construido, se mostró al rey de Inglaterra de ese entonces quien era Jaime I por medio de una presentación a la cual asistieron miles de personas.

En ella se demostró que la creación de Drebbel podía durar sumergida al menos 3 horas con una profundidad de 5 metros. En la presentación pudo navegar una trayectoria desde Westminster a Greenwich (ida y vuelta) .

Sin embargo, no logró la atención suficiente y nunca tuvo alguna utilidad.

Inicios del submarino

El submarino es uno de los inventos que más han tenido modificaciones. Navegar por debajo del océano tiene una gran diferencia que navegar en la superficie. Estas diferencias fueron las que hicieron que se dieran modificaciones constantes.

Una de las diferencias más destacables es el oxígeno. Por lo tanto, a lo largo de la historia, se han creado sistemas con la finalidad de que el submarino posea una atmósfera respirable.

A continuación, algunas de las evoluciones más destacables del submarino:

  • Submarino autopropulsado. Fue creado en el año 1863 por el ingeniero francés Bourjois. Poseía 45 metros de longitud y obtuvo el nombre de Plongeur. A su vez, era propulsado por un motor de aire comprimido de al menos 80 caballos.

Este submarino no se podía sumergir del todo, lo que fue un gran inconveniente.

  • Ictíneo. Fue un popular submarino español creado por Narciso Monturiol. Se lanzó al agua en 1859 en la ciudad de Barcelona. Producía una cantidad indefinida de oxígeno y se propulsaba por medio de un motor.
  • Submarino de Isaac Peral. Su creador también se trató de un español. Las pruebas de su funcionamiento se dieron entre 1889 y 1890, las cuales resultaron exitosas y dieron paso al primer torpedo. No obstante, la armada española decidió no continuar con el proyecto.
  • Submarinos a vapor. Cuando se inventó la máquina de vapor, se popularizó muy rápidamente alrededor del mundo. Por supuesto, los submarinos no fueron excluidos e inventores como el inglés George W. Garrett y el sueco Torsten Nordenfelt diseñaron (cada uno por separado) un barco propulsado por máquina de vapor.

A pesar de ser una gran apuesta, ninguno tuvo un gran éxito debido a los problemas con el almacenamiento del vapor.

  • El Gymnote. Fue el primer submarino autónomo conocido en la historia. El Gymnote se construyó por los ingenieros franceses Gastón Romazzotti, Dupuy de Lome y Gustave Zédé en el año 1869 y se lanzó por primera vez al agua en 1888.

Tiempo después llegó el motor Diesel, el cual acabaría en definitivo con la propulsión a vapor.

Scarlet Pedroza