La biotecnología azul es un tipo de biotecnología que se encarga de explorar la diversidad que existe en el mundo acuático y usarla para crear diversos productos.

Es la rama de la biotecnología que se especializa en el mundo marino y los organismos acuáticos, conocida también como acuicultura. De ahí viene su nombre, siendo la representación del color de los mares y océanos.

Estos forman parte del 70% de la superficie terrestre. Debido a ello, se puede encontrar una gran biodiversidad, lo que hizo que muchos científicos investigaran sobre los mejores organismos y sustancias para emplear en distintos campos.

Objetivos de la biotecnología azul

El objetivo principal, como toda tecnología, es mejorar los procesos que existen para cumplir con un objetivo o dar solución a alguna problemática. Entre esas mejoras, la biotecnología azul usa los organismos marinos para crear productos que mejoren nuestra calidad de vida.

Uno de los campos en los que es más usada es en la medicina, aplicándose en vacunas, terapias sanitarias innovadoras y la creación de todo tipo de medicamentos, desde analgésicos hasta antibióticos.

No obstante, la biotecnología azul también se puede emplear en áreas como la cosmética, siendo de gran utilidad para la creación de los productos del campo, empleando sustancias como los compuestos bioactivos.

De igual forma también se puede emplear en el campo de la acuicultura, utilizando la manipulación genética para mejorar la cría de especies marinas, según su fisiología y a su vez, mejorar también el entorno en el que viven.

Algunos ejemplos

Esta rama de la tecnología trae muchos beneficios en nuestra calidad de vida, aplicándose de diversas maneras. Entre estas podemos encontrar las siguientes:

  • Suministro de alimentos. Este es el principal y el más aplicado. La demanda de productos marinas es bastante, siendo una parte importante de la alimentación humana. Por lo tanto, se hace uso de la biotecnología azul para brindar calidad en la pesca y la acuicultura.
  • Energía alternativa. El mundo marino es una fuente sostenible de bioenergía. Estudios recientes han demostrado que con microalgas se puede producir biocombustible. Por esa razón, las investigaciones se han ampliado en este punto.
  • Salud. Gracias a los recursos biológicos que podemos encontrar en los mares y océanos se han podido desarrollar diversos medicamentos y vacunas. De igual forma, ha sido una parte importante para el desarrollo de cosméticos.
  • Plantas con mayor resistencia. Algunas investigaciones han comprobado como los genes de algunos organismos acuáticos se pueden emplear para generar mayor resistencia en las plantas, siendo de vital importancia ante los cambios ambientales.
Scarlet Pedroza