La computación cuántica es una rama de la informática que funciona de manera totalmente distinta al original. Está basado en el uso de cúbits, una combinación especial de unos y ceros.

En líneas generales, la computación cuántica se destaca por la cantidad de unos y ceros que utiliza. En ese caso, son mucho mayores a los que se utilizaría en la informática que se conoce actualmente.

Origen de la computación cuántica

La primera idea de la computación cuántica (también llamada informática cuántica) nació cerca del año de 1981. Allí, Paul Benioff explicó su teoría donde las leyes cuánticas podían ser utilizadas en la computación.

¿Cómo funciona la computación cuántica?

Como ya se dijo anteriormente, la informática cuántica funciona en base a los cúbits (o qbits). Estos últimos son muy parecidos a los bits que se usan en la computación clásica pues usan el 0 y el 1, no obstante, se diferencian en que los cúbits son capaces de tener dos estados simultáneos.

Lo anterior se refiere a que, en la actualidad, un bit sólo puede ser 0 o 1; nunca ambos. Sin embargo, en la computación cuántica el cúbit puede tener tanto el 0 como el 1 al mismo tiempo, o bien tener mitad 0 y mitad 1.

Así mismo, gracias a que existe una mayor información, la utilidad de este tipo de computación podría servir para problemáticas mucho más grandes y complejas.

Diferencias entre la computación cuántica y la tradicional

Si bien es cierto que la principal diferencia es el uso del bit y el cúbit, existen diferencias que se enfocan en otras ramas:

  • Lenguaje de programación. La informática tradicional cuenta con los conocidos lenguajes como Java, Python, entre otros. Por su parte, la computación cuántica no tiene un código propio, por lo que utiliza algoritmos muy específicos y complejos.
  • Uso. Una computadora clásica está hecha para que la utilice cualquier persona. Una PC cuántica es demasiado compleja y potente para que se le dé un uso doméstico.

Ordenadores en la computación cuántica

Cabe destacar, que estos ordenadores son muy delicados y sensibles en cuanto a su ambiente de trabajo. Necesitan características muy concretas para poder funcionar correctamente, ya sea en temperatura o aislamiento.

Esto último se determina porque la interacción con partículas externas ocasiona fallos de todo tipo.

Se requiere de una presión atmosférica casi irreal, una temperatura que se aproxime al cero absoluto (-273 °c) y un completo aislamiento del campo magnético terrestre. Esto último para evitar que los átomos colisionen.

Aplicaciones de la computación cuántica

Al tratarse de una rama bastante potente, es posible pensar en áreas donde el uso de la informática cuántica sea una ventaja

  • Salud. Desarrollo de nuevos medicamentos y tratamientos relacionados al ADN.
  • Transporte. Diseño y creación de vehículos más eficientes.
  • Finanzas. Las compañías podrían optimizar mucho más sus sistemas de carteras de inversión, además de un mayor porcentaje en la detección de fraudes.
  • Seguridad informática. También se debe añadir que la informática cuántica lleva avances en la encriptación de datos. Un buen ejemplo es el Quantum Key Distribution (QKD). Esta es una técnica de envío de información, utiliza señales luminosas para detectar intrusos.

Anthony Rivas
Últimas entradas de Anthony Rivas (ver todo)