Protocolo FTP

El protocolo FTP es un protocolo de transferencia de archivos o por sus siglas en inglés “File Transfer Protocol”.

Estos protocolos son un grupo de reglas que hace que los equipos se comuniquen entre sí. En esta comunicación, los dispositivos se encargar de transferir archivos.

Es necesario la utilización de estos protocolos para la transmisión de información. Por ejemplo, para acceder a internet se necesita del protocolo HTTP y para el envío y recibo de mensajes se usa el XMPP.

Todos estos protocolos controlan cómo se transmite dicha información para un mayor orden.

¿Cómo trabaja el protocolo FTP?

El protocolo FTP usa el modelo cliente-servidor. Aquí, el cliente solicita los archivos, mientras que el servidor se encarga de enviarlos. Para establecer la conexión se necesita de un canal de mando, el cual lleva la instrucción básica para saber a cuáles archivos se debe acceder y un canal de datos para transferir la información de los archivos entre ambos equipos.

Para que los usuarios puedan acceder a la conexión FTP, deberán ingresar las credenciales, usando el puerto 21 como modo de comunicación común.

Es importante mencionar que existen dos tipos de conexión FTP: el tipo y el pasivo.

  • Modo activo: aquí, el servidor deberá tomar un rol activo, encargándose de aprobar o no la solicitud de los datos. Sin embargo, a veces pueden existir inconvenientes con respecto a los firewalls, ya que estos bloquearían aquellas sesiones de terceros no autorizadas.
  • Modo pasivo: en este modo, el servidor no mantiene activa la conexión. Por lo tanto, el usuario se encarga de crear el canal de datos y de mando de manera manual. En este sentido, el servidor no participa, sino que simplemente transmite el mensaje, que es en este caso sería el archivo.

Beneficios del uso FTP

El protocolo FTP te permite usar y controlar grandes cantidades de archivos, siendo de gran utilidad para el área de desarrollo. Es muy común que un desarrollo web se haga uso del protocolo FTP para cargar los archivos modificados.

Además, también puede ser usado para transferir archivos de gran tamaño, lo que es muy útil para los trabajadores del área tecnológica.

Una desventaja encontrada

El protocolo FTP fue creado alrededor de los años 70. Por lo tanto, existe una desventaja en cuanto a la seguridad.

Debido a que la seguridad tecnológica ha avanzado en los últimos años, muchos expertos en el área han descubierto varias brechas de seguridad que en estos tiempos es necesario evitar. Una de ellas es que las credenciales no están cifradas, lo que permite a los ciberdelincuentes acceder a los nombres de usuario, contraseñas y entre otros datos importantes que violen tu seguridad.

Uno de los ataques más comunes es el robo de paquete de datos. Por lo que no es muy recomendable usarlo en proyectos de vital importancia. Debido a esto, el soporte a este protocolo ha disminuido. En el año 2020 Chrome desactivó por completo el uso de éste, mientras que Firefox lo eliminó de su código.

Hoy en día se hace uso de otros protocolos más avanzados como lo es el SFTP.

Scarlet Pedroza