Robótica

La robótica es una ciencia que combina varias disciplinas, ramas y otras ciencias como lo son la ingeniería mecánica, ingeniería electrónica y la informática con el fin de diseñar y crear robots.

Como ya mencionamos, es una ciencia que mezcla muchas disciplinas. Por lo tanto, alguien especializado en la creación de robots puede tener estudios en alguna de ellas.

Otras materias también importantes son: la inteligencia artificial, la ingeniería de control, la física, álgebra y la animatrónica. Por esa razón, es un área de estudio muy amplia la cual se puede ramificar y crear nuevos campos sin ningún problema.

Historia de la robótica

Los robots no son más que aquellos equipos que automatizan las tareas del ser humano mediante una programación basada en el comportamiento de este. Es allí cuando nace la robótica, siendo la ciencia que se encarga de la creación de estos “equipos”.

La principal finalidad detrás de la creación de los robots fue la de imitar a los seres humanos y el término nació en el año 1920 por un escritor checo de nombre Karel Čapek, quien lo nombró en su obra Rossum’s Universal Robots (R.U.R). No obstante, el concepto de robótica fue creado por Isaac Asimov que a su vez creó las tres leyes de la robótica que mencionaremos a continuación.

Leyes de la robótica

Isaac Asimov fue un escritor y profesor de bioquímica que definió la robótica como la ciencia que se encarga de estudiar robots. De igual forma, nombró tres leyes para esta ciencia las cuales implementó en sus novelas de ciencia ficción. Estas leyes son las siguientes:

  1. Un robot no puede hacer daño a un ser humano.
  2. Un robot debe cumplir con las órdenes dictadas por un ser humano siempre y cuando se cumpla la primera ley.
  3. Un robot debe velar por su existencia sin entrar en conflicto con las leyes anteriores.

Funciones de la robótica

La robótica se aplica hoy en día en muchos campos. Entre sus funciones más destacables se encuentran:

  • Aumentar la producción en las industrias gracias a la automatización de tareas.
  • Acceder entornos en los que un ser humano no tendría la capacidad, estos sitios pueden ser el fondo marino, el espacio y muchos otros.
  • Automatizar las tareas no tan placenteras como lo es el mantenimiento o la limpieza. Para ello se han creado robots con la capacidad de realizarlas.
  • Acelerar el proceso evolutivo de diversos campos como, por ejemplo, el de la medicina, creando brazos robots que puedan ejecutar tareas de gran precisión.

Clasificación

Los robots se pueden clasificar tanto por su generación como por su estructura.

Según su generación:

  • Primera generación: son aquellos robots multifuncionales que poseen un sistema de control.
  • Segunda generación: son los robots de aprendizaje, ya que repiten las secuencias de movimientos realizadas por los seres humanos.
  • Tercera generación: aquí los robots poseen control sensorial, el cual es manejado por un software que es capaz de enviar las señales con la finalidad de que ejecute las tareas mecánicas.

Según su estructura:

  • Antropomórficos: son aquellos que tienen la capacidad de imitar la forma del cuerpo humano.
  • Zoomórficos: son los que imitan la forma de ciertos animales.
  • Móviles: poseen la capacidad de desplazarse. Para ello, se basan en carros o plataformas los cuales usan un sistema locomotor de tipo rodante.
  • Androides: estos se encargan de reproducir de forma total o parcial la forma del movimiento del ser humano.
  • Poliarticulados: el movimiento de estos robots es muy limitado, ya que sólo son empleados para tareas específicas. Un ejemplo de ellos son los robots que se utilizan en las industrias.
  • Híbridos: estos robots son la combinación de algunos de los mencionados anteriormente.
Scarlet Pedroza