La balanza es un invento muy antiguo. De hecho no se tiene un creador oficial, sino se le atribuye a los antiguos egipcios.

Los primeros registros sobre una balanza se dieron en grabados que dejaron los egipcios en templos construidos desde hace tres mil años.

Origen de la balanza

La razón detrás de su creación, fue la necesidad de pesar los productos para obtener un trueque justo. En aquella época aún no se había inventado el dinero, por lo tanto, se utilizaba el trueque, que no es más que un sistema de cambio de productos.

Para aquel entonces era vital que los productos que se entregaran tuvieran el mismo peso que los que se recibían para evitar discusiones y malentendidos. Fue así como llegó la balanza, que al principio tenía un diseño muy conocido por todos.

Se trataba de una barra horizontal en la cual colgaban unas cuerdas en cada extremo y al final de cada cuerda había un plato.

A esta balanza se le nombró como «balanza de cruz» o «balanza de platillos».

Evolución de la balanza

La primera balanza creada por los antiguos egipcios fue fundamental en el sistema de trueques. No obstante, no podía permitir cuantificar los productos, ya que sólo servía como un simple comparador.

Por esa razón, se implementaron mejoras. Entre estas tenemos la balanza creada por los antiguos griegos, la cual tiempo después sería convertida como el «símbolo de la justicia». Esta tenía una aguja que indicaba a qué lado se inclinaba el peso.

Pero los que dieron un paso más allá fueron los romanos quienes tuvieron mucho más éxito al crear una balanza que, al igual que las anteriores, poseía una barra horizontal, pero con la diferencia de que no colgaba de forma simétrica, sino poseía un brazo más largo que el otro.

En el brazo corto de la balanza se coloca el producto a pesar y del otro se le coloca un pequeño peso que se puede desplazar. Dependiendo de la distancia que esté el peso del eje se puede hacer una medición más exacta.

Por esa razón, fue la balanza de los romanos la que originó que se crearan las demás. Incluso podemos encontrar actualmente diversos tipos. Entre estos, las balanzas que calculan pesos muy diminutos como la balanza analítica hasta aquellas que puedan calcular la masa de la tierra como la balanza de torsión.

Scarlet Pedroza