API

Se puede definir a una API como una serie de métodos y protocolos que se utilizan en el desarrollo de aplicaciones para brindar una comunicación entre servicios de una forma simple, brindando mucha flexibilidad y comodidad tanto a los desarrolladores como a los usuarios que consumen dichos servicios.

El significado de las siglas API viene de las palabras en inglés “Application Programming Interface” que en español significa Interfaz de programación de aplicaciones. Por lo tanto, esta funciona como medio para establecer una comunicación directa entre aplicaciones.

Por esta razón, una API no es visible al usuario final, sino que forma parte de la arquitectura interna manejada por los desarrolladores.

Por ejemplo: una API por medio de librerías y entre otras herramientas se encargan sólo de mostrarte la información de un sitio web. Si entras a una página donde debes iniciar sesión, tus datos son mostrados gracias a la API en cuestión, pero es lo único que podrás visualizar de ésta.

Una vez definido esto, vamos a explicar un poco más sobre sus funciones.

Funciones de una API

Como ya mencionamos, una API es la encargada de comunicar la información entre aplicaciones. Para dar una explicación más concisa tenemos que el esquema de desarrollo que presenta una API es el siguiente:

Desarrollo Backend – API – Frontend/Otras apps – Interfaz

En el desarrollo backend se generan las API que en conjunto con otras aplicaciones crean un puente de comunicación de la información a los usuarios finales.

Por ejemplo, existen API conocidas como son las de Google en donde los desarrolladores backend las generan para que otros desarrolladores las empleen en su código. Una de las más conocidas es la de Google Maps, facilitando la programación de todas las aplicaciones en la web.

Ventajas de una API

Como ya mencionamos, una API facilita el trabajo de los programadores. No obstante, también lo hace con los usuarios finales, ya que estos pueden consultar la información de forma mucha más simple.

En consecuencia, hemos resumido las principales ventajas que trae consigo esta herramienta:

  • Permite el acceso de los clientes usuarios a la información de una base de datos.
  • Se pueden modificar los archivos del sistema sin que estos alteren el funcionamiento de la API.
  • Se puede desarrollar otra aplicación por medio de la API, creando lo que se conoce como “aplicaciones de terceros”.
  • Mayor seguridad en los datos, ya que posee de diversas capas que garantizan mucha más protección.

Conclusiones

Como pudimos haber visto, usar una API trae muchas ventajas. Gracias a esta herramienta puedes compartir el código con tus clientes u otros desarrolladores con los que puedes crear un entorno positivo que beneficiará a tu marca, ampliando tu aplicación y llevándola al conocimiento del público.

Esto, sin duda, llamaría la atención de los negociantes que no dudarán ni un segundo para hacer negocios con la compañía, expandiéndola hacia todas las oportunidades tecnológicas que se encuentran en el mercado.

Así que, implementar una API siempre será una buena opción que no se puede dejar pasa por alto.

Scarlet Pedroza