El inicio del álgebra se le debe a Mohammed ibn-Musa Al-Jwarizmi, un árabe matemático que vivió entre los años 780 y 850. Fue gracias a él que hoy en día tenemos los ordenadores.

Al-Jwarizmi creó diversas ecuaciones y operaciones aritméticas que le darían vida a la álgebra actual que participa en la programación de no sólo los ordenadores, sino todos los aparatos electrónicos.

Para ello, también es importante mencionar al matemático y lógico británico George Boole quien creó un sistema de álgebra que lleva su nombre.

Origen del álgebra

Como muchos inventos antiguos, no se tiene una fecha exacta de su origen, ni tampoco su precursor oficial. Sin embargo, los registros más antiguos descubiertos por historiadores se encuentran en Babilonia y Egipto, hace aproximadamente unos 4000 años atrás.

En el siglo XVI a.C., los egipcios habían desarrollado un álgebra que resolvía problemas cotidianos como la repartición de comida y materiales. Este se trataba de un método (conocido como método de la falsa posición) que ejecutaba ecuaciones de primer grado.

Estas ecuaciones fueron encontradas en el papiro de Rhind. Allí, se puede ver una serie de problemáticas y soluciones que se dieron por medio de métodos algebráicos.

Tiempo después, aproximadamente en el siglo II a.C., los matemáticos chinos también escribieron sus métodos en el libro «Arte del cálculo matemático». Allí no sólo se plantearon ecuaciones de primer grado, sino también de segundo. Además, surgió el sistema de ecuaciones con dos incógnitas.

Por suerte, el ábaco que habían creado podía resolver esos cálculos, dando paso a un nuevo mundo dentro de las operaciones aritméticas.

Su evolución

Antes de hablar sobre el creador de la álgebra moderna debemos mencionar a su precursor y este no fue más que Diofanto de Alejandría, un matemático griego que introdujo la primera sílaba de la palabra arithmos (número en griego) como símbolo algebráico.

Gracias a él, muchos matemáticos se vieron inspirados hasta que llegó Al-Jwarizmi, quien fue miembro de la Casa de la Sabiduría (una biblioteca de Bagdad) y quien bautizó el nombre de «álgebra» por medio de su libro «Al-jabr w´al-muqabalah» que se traduce a «Ciencia de la Trasposición y de la Simplificación».

Los cálculos puestos por Al-Jwarizmi le dieron paso a los problemas aritméticos de la actualidad. Así fue como estos cálculos fueron evolucionando y creciendo hasta que se vio necesario clasificarlos en varios tipos.

Entre estos podemos encontrar el álgebra elemental, abstracta, lineal, conmutativa, de Boole y muchos más.

De hecho, como mencionamos anteriormente, fue el álgebra de Boole que dio vida a la programación, gracias a su sistema lógico de falso y verdadero usado en la electrónica, matemática y la informática.

Scarlet Pedroza