Internet de las cosas

El Internet de las cosas (Internet Of Things en inglés) es un término que se refiere a la interconexión entre objetos de uso común con la finalidad de transmitir datos para mejorar la vida cotidiana.

Es decir, equipos como lavadoras, cocinas, autos y todos aquellos artefactos que hoy en día son esenciales, se vuelven parte del Internet de las cosas al tener una conexión a la red, permitiéndoles conectarse de igual manera con otros objetos. He allí el concepto “interconexión.”

¿Cómo surgió el Internet de las cosas?

El inicio de esta nueva modalidad se remonta a finales del siglo XX cuando el británico Kevin Ashton propuso este concepto en el Auto-ID Center, ya que en el laboratorio se estaba trabajando con la RFID (Identificación por radiofrecuencia) y las tecnologías de sensores.

Actualmente estas tecnologías se utilizan para el Internet de las cosas. Por un lado, tenemos la identificación por radiofrecuencia, en donde objetos con lectores RFID pueden ver en tiempo real la ubicación exacta de los objetos. Y, por otro lado, los sensores que permiten obtener otros datos igual de importantes como, por ejemplo, los días que han permanecido los alimentos en un refrigerador para calcular su fecha de caducidad.

¿Cómo funciona?

Como ya mencionamos, los equipos con esta tecnología se conectan por medio de un concepto llamado M2M, en donde estos equipos realizan un intercambio de información, comunicándose entre sí.

Esta conexión puede ser por medio de Wifi, Bluetooth e incluso por cable, haciendo todo eso sin la necesidad de la intervención de una persona, lo que facilita la vida cotidiana.

Campos en los que se ve aplicado el IoT

Son múltiples los campos en los que puede ser aplicado esta tecnología, ya que son innumerables todos los objetos que pueden ser adaptados para conectarse a la red. A continuación, te presentamos aquellos campos.

  • Equipos del hogar. Este sea probablemente uno de los más conocidos, ya que es aplicada para las viviendas, creando un sistema que se conoce como Domótica, que no es más que la automatización de los equipos domésticos, brindando un entorno cómodo y seguro al hogar.
  • Empresarial. Se aplica la tecnología para todos aquellos equipos con un entorno empresarial. Debido a esto se creó el término EIoT.
  • Medicina y salud. Sin duda, este es uno de los campos que más ha tenido peso, ya que la medicina ha ido avanzando en los últimos años. Por lo tanto, las compañías han invertido esencialmente en equipos para el campo que facilitan el trabajo de doctores, enfermeras e incluso para los trabajadores de los laboratorios de investigación.
  • Educación. Con la nueva modalidad de la educación online, el Internet de las cosas forma un papel importante, creando nuevas tecnologías que proponen un ambiente cómodo para estudiantes y maestros como la automatización de las tareas escolares. Esto, sin duda, impactaría en las próximas generaciones.
  • Transporte. De igual forma, el Internet de las cosas puede beneficiar a los medios de transporte, creando sistemas como el control inteligente del tránsito, control vehicular, estacionamiento inteligente y demás.

En conclusión, el Internet de las cosas ha impactado en las tecnologías y en nuestras vidas de forma positiva, adentrándonos a esta nueva era de la información que crece a pasos gigantescos y revoluciona todo lo que anteriormente conocíamos.

Scarlet Pedroza