La tecnología agrícola es aquella que se encarga de investigar, diseñar y desarrollar todo lo relacionado con el sector agrónomo.

Esta investigación y desarrollo tiene como finalidad mejorar la agricultura en cuanto a la calidad de sus cultivos y la eficiencia de su producción. Por lo tanto, se toma en cuenta como tecnología agrícola si posee un valor añadido.

Esto significa que para que una actividad agrícola sea tomada en cuenta dentro de la rama de la tecnología deberá existir un valor adicional a los bienes, servicios y procesos que la involucran.

Funciones de la tecnología agrícola

Esta parte de la tecnología ha tenido más impacto en el sector primario, es decir, todas aquellas actividades económicas que se encargan de producir por medio de los recursos naturales como lo es el sector ganadero y el sector agropecuario.

A partir de allí se puede clasificar la tecnología agrícola en varias funciones. Estas son:

  • Crear herramientas que permitan el desarrollo de una agricultura más auténtica.
  • Multiplicar la productividad por medio de técnicas agrodigitales que optimicen los cultivos.
  • Mejorar la gestión de los cultivos, detectando los fertilizantes, las plagas y entre otros aspectos.
  • Mejorar la calidad de los productos.
  • Ahorrar los costes mediante el uso de recursos más económicos y que contribuyan al medio ambiente.
  • Mejorar todas las explotaciones agrícolas.

Ejemplos

Así como en sectores como las finanzas existe el término de Fintech, en la agricultura surgió el término de AgroTech y a partir de allí se pueden nombrar algunos de los ejemplos de las tecnologías aplicadas en el sector.

Estas tecnologías son las siguientes:

  • Big data. Una tecnología la cual se aplica en la actualidad a diversos sectores, la big data se ha incorporado en la tecnología agrícola para obtener datos más precisos y útiles.
  • Robótica. En este ejemplo podemos mencionar los tractores autónomos que se encargan de aumentar la productividad en los cultivos.
  • Biotecnología. Esta rama de la tecnología también se aplica en los alimentos y se especializa en la modificación genética de estos que brindan beneficios al consumidor final. Esta tecnología toma en cuenta todo el proceso de producción desde su inicio.
  • E-Commerce. Con el auge de las tiendas virtuales, la comercialización de los alimentos por medio de internet ha sido muy aplicada hoy en día.
  • Nuevos métodos de cultivo. Aquí podemos mencionar las novedosas «granjas verticales» las cuales también forman parte de las tecnologías limpias.

Aunque hoy en día existen muchos ejemplos que podemos mencionar, estos son los principales.

Como se sabe, la tecnología es una disciplina que sigue en constante evolución. Por lo tanto, se esperan muchas innovaciones en el sector agrícola.

Scarlet Pedroza