La tecnología blanda es aquella encargada de estudiar las interacciones humanas en relación con los procesos sociales por medio de diversas metodologías.

Es decir, el objetivo de la tecnología blanda es estudiar todas aquellas cosas intangibles que hacen uso de los conocimientos tecnológicos.

Estos procesos pueden variar desde escuelas hasta empresas, realizando un estudio de su influencia tecnológica para mejorar las dinámicas sociales.

Características de la tecnología blanda

Esta tecnología surgió del concepto “tecnologías duras”, siendo su contraparte. La diferencia entre ambas es que una es tangible y la otra no. No obstante, ambas dependen la una de la otra para coexistir.

En el caso de la tecnología blanda, se hace más que necesaria, ya que por medio de sus métodos y procedimientos se puede llevar a cabo el desarrollo de tecnologías duras y a su vez, mediante la parte tangible se hace posible realizar el estudio en las tecnologías blandas.

Por lo tanto, su objetivo principal es ofrecer el mejor entorno para llevar a cabo grandes análisis que traen consigo buenos resultados para la sociedad.

Áreas en las que se suele emplear

El uso de las tecnologías blandas se ha extendido en diversas áreas. Sin embargo, aquí te mencionaremos las más populares:

  • Administración de empresas: Siendo una de las más conocidas, ya que, por medio de estas tecnologías, se puede brindar una mejor organización.
  • Área de TI (Tecnologías de la Información): Esto incluye todas las tareas que se ejecuten en el área mencionada, tales como administración de redes, desarrollo de software, entre otros.
  • Recursos humanos.
  • Educación.
  • Marketing.

Las áreas que mencionamos anteriormente tienen mucha influencia en la sociedad actual. Por lo tanto, las tecnologías blandas son necesarias para mejorar de forma notable el rendimiento de todos los entes organizacionales.

Pero no solo eso, la tecnología blanda también se encarga de mejorar la comunicación y relación entre los empleados (en el caso de las empresas) y estudiantes (en el caso de las escuelas).

Tipos de tecnologías blandas

Este tipo de tecnologías pueden clasificarse en 3 partes:

  • Tecnología blanda de interacción: Todos aquellos componentes tecnológicos en donde se necesite la interacción humana. Un ejemplo de ello podría ser un sistema operativo.
  • Tecnología blanda de modelos de gestión y administración: Aquí se hace uso de herramientas que tienen la finalidad de incrementar el rendimiento dentro de la organización.

Un ejemplo de ello puede ser las metodologías ágiles como SCRUM.

  • Tecnología blanda de aplicación mixta: Son aquellas en donde se suele hacer uso de un software para llevar a cabo las tareas administrativas. Un ejemplo de esto puede ser la herramienta Trello.

Conclusiones

El uso de las tecnologías blandas dentro de una empresa o una institución educativa aumentan de forma significativa el rendimiento dentro de estas entidades, ya que brindan las herramientas más idóneas que permiten mejorar el análisis, la administración y la organización de estas.

Todos estos conocimientos y métodos son esenciales para el desarrollo de las ciencias sociales, beneficiando sobre todo a sectores como la informática, la sociología, la psicología y la administración.

Por lo tanto, el uso de las tecnologías blandas es vital para el desarrollo de las demás tecnologías.

Scarlet Pedroza