Wifi

El wifi es la tecnología de interconexión entre dos dispositivos. Su nombre viene del término en inglés “Wireless Fidelity” y se basa en el estándar 802.11 para el envío y recibo de datos.

Este estándar fue creado por el IEEE “Institute of Electrical and Electronics Engineers” (Instituto de Ingenieros en electricidad y electrónica en español) y se basa en la velocidad de transmisión de datos.

Un poco de su historia

En el año 1999 varias empresas se unieron para crean una alianza conocida como “Wireless Ethernet Compatibility Alliance” o su abreviación “WECA”. Esta alianza fue motivo de una necesidad de conectar dos dispositivos de forma inalámbrica, por lo que surgió la tecnología capaz de realizar dicho proceso.

Luego de ello, en abril de 2000, se certificó el intercambio de datos entre equipos bajo la norma IEEE 802.11b sellado por la alianza Wifi, haciendo que los equipos que tuvieran dicho sello pudieran operar sin ningún problema por medio de esta tecnología.

A partir de allí comenzó a evolucionar la alianza, diseñando distintas normas y capas para la transmisión de datos, logrando mayor compatibilidad con otras conexiones como, por ejemplo, la conexión LAN.

El funcionamiento detrás de una conexión Wifi

Esta tecnología está basada en las ondas de radio, haciendo uso de la transmisión de datos por medio del aire con frecuencias de 2,4 GHz a 5 GHz.

De esta manera, todas las peticiones que enviemos llegan hasta el router el cual convierte esa información en ondas de radio, llegando al otro dispositivo con el que se hizo conexión o al sitio de internet, donde posteriormente se decodifican los datos.

A pesar del gran uso de esta tecnología, la conexión por cable sigue siendo la preferida en cuanto estabilidad. Sin embargo, no hay que negar varios aspectos positivos de esta conexión, como lo son los siguientes:

  • Comodidad. Gracias a que la conexión es inalámbrica, le permite al usuario poder estar en cualquier sitio dentro del alcance de la conexión, brindándole una mayor comodidad que una por cable no le puede brindar.
  • Económico. Debido a que usa menos dispositivos para establecer la conexión, esta tecnología termina siendo mucho más económica.
  • Compatibilidad. Su gran reconocimiento hace que todos los dispositivos que se han fabricado desde la alianza cuenten con la conexión. Por lo tanto, se puede usar en cualquier sitio con cualquier dispositivo. Esto le gana mucha ventaja en comparación con otras conexiones.

Estas características convierten a la tecnología Wifi en la preferida de muchos. No obstante, hay que tener en cuenta que, para trabajos más serios, una conexión inalámbrica no sea precisamente la más adecuada.

Algunas de sus desventajas

Aunque el Wifi ha traído consigo grandes avances, también presenta desventajas:

  • Velocidad. En comparación con la conexión por cable, una red inalámbrica cuenta con una menor velocidad y si se encuentra en una zona donde la señal es baja, esto se presenta mucho más.
  • Menor rendimiento. Debido a que puede tener interferencias, una red Wifi puede brindar un menor rendimiento que otras conexiones. Estas interferencias pueden ser causadas por otros dispositivos que emitan ondas o incluso muros en ciertas partes de la casa o el sitio donde esté la conexión, ocasionando que la señal Wifi se pierda.
Scarlet Pedroza