El inventor oficial de la electricidad fue Thomas Alva Edison por medio de la creación de la bombilla. No obstante, no fue el primero en desarrollarla, ya que anteriormente otros colegas habían creado al igual que él lámparas que funcionaran mediante la electricidad.

De igual forma Edison fue el primero en crear una bombilla que durara el menos 48 horas, dando paso al inicio de una larga evolución de la luz artificial en el mundo.

Origen de la electricidad

Desde las civilizaciones más tempranas se conocía sobre la electricidad estática. Sin embargo era un fenómeno que causaba más dudas que respuestas y por muchos años fue confundido con el magnetismo.

Las personas de aquella época estaban conscientes de los relámpagos y, por ende, las tormentas eléctricas, pero más de allí no se tenía conocimiento.

Por otro lado, los egipcios comenzaron a descubrir las descargas eléctricas por medio de los peces y las anguilas eléctricas. Luego, muchos años después los griegos se dieron cuenta que al frotar el ámbar por mucho tiempo se originaba una chispa.

Así fue evolucionando la electricidad pasando por grandes personajes como James Prescott Joule, el cual elaboró un experimento que demostró que una corriente eléctrica al pasar por un conductor hace que genere calor. Esto se debe a la resistencia del material al pasar la corriente.

Luego aparecieron científicos como Gustav Robert Kirchhoff, James Clerk Maxwell, Heinrich Hertz, Nikola Tesla, Joseph John Thomson, entre otros.

Thomas Alva Edison y la electricidad

Aunque Edison no haya sido el primero en pensar en cómo utilizar la corriente eléctrica, sí fue el primero en perfeccionar la idea de sus colegas, creando una tecnología más eficiente que revolucionaría el mundo.

Edison fue el primero en conseguir que un filamento de carbono de alta resistencia lograra ponerse incandescente al enviarle corriente eléctrica y durara por un largo tiempo.

Este filamento se encontraba dentro de una campana de cristal, lo que hacía que la luz se extendiera e iluminara de forma eficiente. Fue así como se creó la primera bombilla de luz eléctrica, ya que anteriormente las calles se iluminaban por medio de gases y otros químicos.

Fue la bombilla de Edison que se comercializó muy rápidamente y para el año 1880 el barco de vapor de Columbia iluminó sus estancias con al menos 118 bombillas del empresario estadounidense.

Luego, un año más tarde New York se convierte en la primera ciudad en el mundo que se ilumina con luz eléctrica en sustitución de las antiguas de gas.

Scarlet Pedroza