Tipos de tecnología

Los tipos de tecnología son la clasificación que reciben todas y cada una de las tecnologías que existen.

Dicha clasificación se hace porque existen distintos factores a la hora de ordenar los diferentes tipos de tecnología.

A continuación, veamos cuáles son los tipos de tecnología que existen.

Tipos de tecnología según su versatilidad

En primer lugar, podemos clasificar las tecnologías según su versatilidad. Son dos tipos que aparecieron por primera vez en el año 1967.

Dicho descubrimiento fue realizado por el sociólogo James D. Thompson quien hizo la propuesta de dos tipos de tecnología. Estas son tecnología fija y tecnología flexible.

Tecnología fija

Al hablar de tecnología fija, es importante mencionar que todos los equipos e implementos que estén dentro de esta clasificación tienen un único objetivo.

Lo que implica que este tipo de tecnología se utiliza para una sola cosa. Y, por tanto, no es útil para resolver problemas técnicos diferentes a los que la originaron.

Un buen ejemplo es una refinería petrolera. Ya que son estructuras enteramente dedicadas a la transformación del petróleo.

Tecnología flexible

Por otro lado, la tecnología flexible es aquella que tiene varios usos y que se caracteriza por tener una gran versatilidad.

Lo anterior implica que tanto su funcionamiento como su objetivo final pueden adaptarse según las necesidades.

A nivel industrial y empresarial, este tipo de tecnología puede resultar mucho menos costosa que la tecnología fija.

Un ejemplo de tecnología flexible es un teléfono celular. En su origen su única función era llamar, recibir llamadas y escribir mensajes. Sin embargo, gracias a la innovación se han terminado utilizando para fines y objetivos muy diferentes.

Tipos de tecnología por producto obtenido

En este caso, la clasificación se realiza si el recurso tecnológico se usa para obtener bienes tangibles o intangibles.

Tecnología dura

Cuando hablamos de tecnología dura, estamos haciendo referencia a la creación y producción de maquinarias o equipos que se utilizan como producto final.

En líneas generales, este tipo de tecnologías está muy relacionada con el refinamiento y manejo de las materia primas. Esto implica que su desarrollo depende de productos físicos o químicos.

Este es el tipo de tecnología más cercana y extendida en la vida cotidiana. Un ejemplo puede ser un tenedor, una lavadora o incluso un teléfono celular.

Tecnología blanda

En el caso de la tecnología blanda, es necesario indicar que se encuentra más vinculada a bienes no tangibles. Estos productos, aunque no tienen un estado físico, sí que tienen un valor determinado.

Es importante añadir que la tecnología blanda se refiere al conjunto de conocimientos y saberes que complementan a la tecnología dura.

Dicho de forma más fácil, la tecnología dura son los equipos, mientras que la tecnología blanda es lo que se necesita saber para utilizar dicha tecnología.

Por ejemplo, una laptop es tecnología dura y su sistema operativo es tecnología blanda.

Tipos de tecnología según su aplicación

La tecnología se puede aplicar en lo que se conoce como la fase de diseño de un producto.

Tecnología de producto

Al hablar de tecnología de producto, se hace referencia a los conocimientos que se necesitan para la fabricación de un artefacto.

Básicamente, se trata del saber hacer algo en concreto y con los materiales correctos. Un ejemplo es la fórmula de algún alimento como la Coca Cola o similar.

Tecnología de operación

En el caso de la tecnología de operación, se hace referencia a las distintas actualizaciones que se realizan.

En pocas palabras, son todas aquellas mejoras y actualizaciones que se pueden aplicar a un producto o equipo en particular.

Tiene una gran variedad de áreas. Lo cual es gracias a la creciente automatización de la sociedad. Por ejemplo, el correo electrónico sustituyó a las cartas por buzón. Consigue el mismo objetivo pero forma mucho más eficiente.

Tecnología de equipo

Finalmente, está la tecnología de equipo. En este caso, son todos aquellos equipos que sirven como complemento a una maquinaria más grande.

Es importante añadir que la diferencia con la tecnología de operación es que en este caso, la tecnología la desarrolla quien fabrica el producto.

Por ejemplo, las especificaciones para instalar un televisor por parte del fabricante.

Anthony Rivas
Últimas entradas de Anthony Rivas (ver todo)